Ensueño

Desvelo,
testigo mudo de mis cuitas
de largos e interminables momentos,
donde tu presencia
habita en mis adentros
recorriendo a palmo y lentamente
por mi savia.

Ensueño,
en los instantes plácidos
y plenos
donde el espacio cede
y nos tenemos
de mano a mano
y acaso
verso a verso.

Letras,
envueltas en quimeras
que a ti me acercan,
donde mares y fronteras
son inexistentes
donde somos uno
hoy y siempre.

Palabras,
que viajan y entrelazan
seres y leyendas
por sobre tierras inmensas,
me acerco y te acercas
las pongo en el viento,
y el viento las lleva
salvando improbables
dos almas traviesas
se abrazan y vuelan.

Abrazo,
solo eso, quimeras
envueltas en prisas
que me llevan hacia tu vera,
vistiéndote de versos
que mi amor te regala
dejándote mi alma
en cada rima
o letra.

Beso,
que te ofrezco
a cambio de nada
por tu abrazo tierno
y tu dulce mirada,
tu sonrisa infinita
por tu amor, tu calma
y por tu lluvia amada.

Te quiero
por tus sueños,
tus frases delicadas,
tu voz de primavera
cercana y perfumada
y en fin por tus letras,
tu desvelo
por tu todo y tu nada.

Toda letra se envuelve,
se une entre desvelos y en sueños
palabras y letras,
donde el límite no es el tiempo,
pues de dos almas,
el tiempo no es compañero,
solo el infinito y en él…
¡Te espero!

Poema a dueto con:
Mawtinik JC Toll
María del Rocío

Comentarios sobre este poema

Sé parte: Comenta y vota