De qué sirve...

De qué sirven los años de vida, si nunca haz vivido intensamente los años.
De qué sirven algunos besos por amor, o placer, cuando terminan a veces en besos rotos.
De que sirven los títulos estudiados, cuando no son honrados.
De qué sirve ir a la Iglesia , cuando no tienes Fe
De qué sirve tratar de buscar un perdón, cuando nunca hay culpables.
De qué sirve a veces escribir, cuando nadie lee.
De qué sirve el intento, cuando no hay esperanzas.
De qué sirve ilusionarse cuando el sueño es imposible.
De qué sirve creerte cuando finges confianza y al final pagas con traición.
De qué sirven los halagos, cuando por dentro existe la envidia.
De qué sirve el tiempo, cuando se deja desvanecer perdiéndose en instantes o en segundos.
De qué sirve lamentarse cuando no hay disposición de cambiar nada.
De que sirve escribir mil contradicciones, cuando en realidad, existe siempre la guerra entre la razón y el corazón.
Sé que sirve de algo desahogar la rabia , el dolor, las emociones...pero sólo los que saben ser reflejo de lo vivido, lo comprenderán.

Comentarios sobre este poema