AMANTES

poema de CAROLA

Alinear las miradas en el encuentro cautivo,las penumbras se convierten en luz de sueño perdido,inmensidad de temores no resueltos, el compás de la vida deambula con pesadez sobre sus pies descalzos

presagiando la desventura,conviviendo la amargura , el silencio de dos cuerpos encendidos desembocan en riachuelos de bondad,generosos sentidos disuelven como ácido las cadenas

poderosos e insaciables de perdidas y desafíos,las espinas se clavan en sus cuerpos dejando huellas en un par de horas ,alojando en sus corazones una pequeña luz de esperanza compartida y reprimida

pedestal en referidos potentes,multitud clama su mente,caminos complejos , horizonte no muestra nada,rostro pálido ,labios presumidos ,alimento del curioso destino

cuatro ojos se miran ,el silencio del tiempo se acaba,la puerta se cierra tras ellos, mientras buscan un nuevo encuentro.En la vereda no te conozco,en mi corazón te reflejas cual diamante perfecto

Carola 2018

Comentarios sobre este poema