poema de Marántomo

Tú, la mujer tranquila,
la que encarna dibujos
en cartulina:
te amo por realista
y soñadora,
por romántica y sufrida.

Tú, la que no se deja seducir
por promesas monetarias,
la que no espera encontrar el amor
en lugaes nocturnos.

Tú...
amante de la justicia,
seguidora de tiempos perfectos,
portadora y buscadora
de principios nuevos y antiguos.

Tú,
la que pasa desapercibida
o es tildada de puritana
u ofendida
por no dejarse llevar
por modas pasajeras.

Comentarios sobre este poema