Perdona Mi ceguera

Perdona mi ceguera, la que no me ha permitido a veces comerte a besos.

Déjame arrastrarme por mi delirio y surcar con mi alma cada uno de tus latidos.

Olvida cada día que dije que el dolor podía conmigo, dolor sería no tenerte en mis suspiros.

Permíteme recorrer un nuevo camino contigo, ese tan mágico jamas vivido.

Arrancame la piel de quererme y cada sentido, hasta que hierva en mi cuerpo mi corazón y mi ser sombrio.

Comentarios sobre este poema

Sé parte: Comenta y vota