ÚLTIMAMENTE

ÚLTIMAMENTE

Últimamente,
me engaña todo el mundo.
Hasta el tiempo que,
me ha avisado hace un momento que iba a llover,
y han caído dos gotas que no han llegado,
ni al suelo, para deshacerse.
Últimamente,
me engaña el cuerpo en el que anido,
como mal pájaro,
me dice que puedo y no me deja,
doy dos pasos y me cansa el camino.
Últimamente,
hasta el mar se me esconde,
para no mentirme,
y yo no voy a verlo,
para evitar que lo haga,
-debe ser el calor de este infierno-
Últimamente,
ando desengañada,
lo sé y lo reconozco.

mabel escribano
d.r.
Imagen: google

Comentarios sobre este poema