Mis seis estrellas

poema de lugomas

Mis seis estrellas

Quisiera embarcarme en el seno de una nube,
Mirar desde las alturas al mundo en su plenitud,
Espiar silenciosamente, los caminos que anduve,
En las agitadas etapas de mí anhelada juventud.

Así, con la paz en el alma, en el silencio del Cielo,
Garabatear candentes y delicados sentimientos,
Que resuman las ideas que expresar tanto anhelo
Y no se diluyan simplemente como pensamientos.

La estampa del Señor marco con alegría mi corazón,
Con la encumbrada presencia de mis hijos queridos,
Son ellos la esperanza y la antorcha de satisfacción,
Que consagran claror a mis senderos tan adoloridos.

Les amo: María Luisa, Miguel Ángel, Nancy Lorena,
Luis Gonzalo, Albita María, Luis Felipe, mis retoños
Son seis estrellas de reluciente e interminable fulgor,
De haberles fallado en algún momento me da pena,
La firmeza y ternura de padre, fue siempre mi valor.

Tienen imborrable la sangre sensible de mis venas,
Las cualidades innatas de un convincente triunfador,
Apetezco que juntos y solidarios disfruten escenas,
Sintiendo la música y leyendo estas letras con amor.

No quiero viajar todavía al celestial campo del olvido,
Sin degustar sus triunfos y compartir sus alegrías,
Pero si llega esa hora me iré feliz por haber cumplido,
Todas las promesas que hice en las horas sombrías.

Y desde el refugio que el destino me haya señalado,
No desmayaré en seguir de cerca sus nobles acciones,
Mis formidables hijos, Dios sabe cuánto les he amado,
Perdonen mis errores, y con fe reciban mis bendiciones.

Comentarios sobre este poema