Gratitud

poema de lugomas

Amo tu silencio indescriptible,
tus labios cerrados a mis reclamos,
la paciencia de ser tierna y sensible,
mientras al infinito juntos viajamos.

Tus labios se abren para decir amor,
tus brazos se ciñen a mi cuerpo cansado,
Tienes la fortaleza de soportar mi dolor,
dejando huellas del sacrificio en el pasado.

Cómo no llevarte en lo arcano de mi vida,
eres la ternura, el calor, la sabiduría,
el ángel guardián en la senda pérdida,
Sin tu presencia mi sol jamás brillaría.

Comentarios sobre este poema