A la inspiración

poema de Demetrio

Cuando perdí la caricia del viento
de tu insospechado roce que me inspiraba.
Sentí que moría.

Pero la muerte es caprichosa
porque no llega cuando yo la siento
sólo toca mi puerta y sale corriendo
me asfixia su llamada, pero no me lleva.

¡Ah cuantas noches he dormido solo!
Sin tus brazos que me aprieten
haciéndome sentir tuyo.

Te extraño tanto aliento mío
que ya no sé si existes o eres sólo recuerdo.

Tal vez estés muerta y por eso no te veo.
Qué cruel será la muerte entonces
que no me arrebata en sus garras
que me deja muerto al ver el umbral vacío
que no me permite estar contigo vivo.

Comentarios sobre este poema