PENSAR

Pensar, pensar y pensar
hay veces que no quiero pensar en nada
pero mis pensamientos están en fila
estacionados
pacientes como buenos soldados
esperando horas, días, meses
e incluso años
para entrar a mi mente
y dejarme los muros cincelados
de infinitas dudas y tristezas
y alguna escasa alegría
de vez en cuándo
Me niego a desempolvar recuerdos
ya no quiero habitar en el pasado
deseo nacer con el sol cada día
abrir los ojos y empezar mi vida
así, sin pensar en nada
con la memoria vacía...

Sandra García Tenorio
Derechos Reservados

Comentarios sobre este poema