Te llaman DEPRESIÓN

poema de Lery

Cuántas veces escuché hablar de la depresión;
ver rostros avejentados a pesar de la juventud,
simplemente no entendía lo que habitaba en las mentes
porque nunca había sentido tocada mi plenitud .
Hoy, con más lucidez que ayer, puedo ver claro los síntomas:
Depresión es deambular extraviada por tu casa,
luego tumbarte en la cama intentando no pensar,
es el sentirte agobiada aunque no hayas hecho nada
es el gritar con el alma sin nadie a quien abrazar.
Es ver amarga a la vida, cargada de voracidad,
es sentir desesperanza por cosas que no volverán,
es desgarro y sentimientos, vacío y loca ansiedad;
es vivir de esos recuerdos que nunca renacerán.
Es no vivenciar tristezas, sino perder interés
en las cosas cotidianas que te regocijaba ver,
es sentir que vas cargando una mochila con piedras
Y no eres ni semejante a esa que solías ser.
Es ver alterado el sueño, y alocado el corazón,
es sumirte en abandono , apatía y desazón;
es sentirte conmovida, perturbada y transformada,
es comprobar agitada que viví una depresión.
Más como un fuerte relámpago que llega y luego se va
que sobresalta y asusta hasta ponerte a temblar,
así fue el descubrimiento de esta rara enfermedad
que debilitaba mi psiquis sin dejarla razonar.
Y así, como ese relámpago que llega y luego se va;
SALTÉ DE ESE OSCURO POZO PARA LUCHAR Y GANAR.

Comentarios sobre este poema