Veniaento

poema de Lea Fronté

Olía como llegaba
La luna se escondía en carbón.
Aparecía sin puerta de entrada
Y todos se escondían ya que la tierra llegaba.
El corazón volaría para caer muerto como vidrio.
Salían peces de los arboles
Muchas flores en el mar
¡Arranca! Sueño borroso quería ser
¡Ríndete! El alma también a su vez.

Sonó la imagen en negro
Los pasos cantaban ya el final
Sentada nada al descubrir
Convertido por que ya no era así.

Comentarios sobre este poema