Strast

poema de Lautaro L.

"cuando la noche impone su costumbre de insomnio
y convierte
cada minuto en el aniversario
de todos los sucesos de una vida"
Ángel González

Las palabras que no digo son las que me hacen.

Soy un grito en el desierto, un oasis de la nada,
el que ama todo, solo ama, solo ama, solo ama.
el precipicio del barranco de mi alma, pura pasión.
Un lago, una ráfaga de viento, un destello de sombras.

Quiero ver tu carne, quiero ver tu olvido
y cuando ya no quede nada suspirarte,
condensarte en el espacio que separa mi boca
del resto de todo lo que yo no soy.

Comentarios sobre este poema