Tan sólo el canto

poema de Keyra

Me acerco a tí, despierta,
mientras duermes,
y me acurruco ante las puertas de tu pecho
dónde indefenso anida
el corazón tan solitario.
Te amo así, callada,
velando tu cuerpo abandonado
al mismo aliento
que sostiene la noche entera.
Contemplo tus ojos cerrados, ausentes,
y respiro, quieta, en el umbral de tu misterio,
atenta a él, sin aferrarlo,
igual que escucho el canto de los pájaros
en la mitad de un bosque,
y se derrama en mí, puro,,
tan sólo el canto.

Comentarios sobre este poema