Soñar Despierta

poema de -KaMi-

Recuerdo esa tarde de abril, un poco fría, oscura y llena de melancolía, como si lloraran del cielo; un día cualquiera viendo la televisión acurrucada con una taza de café. Sin ningún interés de salir y mucho menos hablar con alguien, donde el sueño me consume en el interior de un sillón vino, un poco maltratado por los años.
Todo fue muy inesperado aunque en el fondo deseaba que pasara en algún momento y de repente vibro, una llamada, un mensaje; sabía que sería un encuentro nada parecido a los demás.
Sabía que sería una conexión más intensa que solo charlar en el mejor café de la ciudad.
Sabía que mi cuerpo temblaría de nervios, miraría mis manos frías buscando respuestas; Me sumergiría por completo en su aroma, en su cuerpo ardiente de placer, en sus manos exploradoras, y en su mirada llena de intensidad, que acecha al corazón.
Todavía recuerdo su mirada, llena de fuego y pasión, su sonrisa apaciguadora y llena de vida, blanca como la luz y pervertida como la oscuridad en su mayor afán de soledad.
Su rostro perfilado reflejando perfección, su barba de días provocando a mi interior de sensualidad, y su cuerpo completo irradiando frescura y misterios por descubrir.
Fue todo muy rápido, pero aun poseo su recuerdo, su aroma y su sensualidad impregnada en mí.
Lo que sería una tarde igual a todas, se volvió una excepción de soñar despierta.

Comentarios sobre este poema