Mas allá del crepúsculo

poema de juan saavedra

Éste es el día,
esta es la hora
vuelas hacia el crepúsculo
y te pierdes entre las sombras.

¡oh, amada mía
aun te amo en tu lejanía!

vives mas allá del crepúsculo
que se ocluye con la olas de este mar;
siempre lejana, siempre tirana
pero siempre difícil de olvidar.

antiquísima luciérnaga
lumbre de mi camino
deambulas entre las orquideas
mi gran reserva de vino

coleóptero de cuerpo suave
cucarrón te llaman en tu tierra;
polilla tierna y salvaje
me encandila tu bioluminiscencia.

quien a tu brillo hiciera frente
si el sol y tu se dan la mano
es inútil mi lampara de aceite
cuando brilla tu luz entre el pantano.

y he de seguirte cual serpiente;
feroz depredadora
para darte esta llama ardiente
que por dentro me devora

mas allá del crepúsculo
amada mía, espera
que un amor como el nuestro
siempre deja su estela.

yo seguiré tus huellas
hacia lo profundo del mar
para tenerte cerca
y volverte a amar.

Comentarios sobre este poema