Silueta

poema de Juan Johnston

El agua que envuelve su artístico cuerpo
se hace amigo de tu sudor envuelto...
tanto que confuso está el sol, por que tu calor iguala al suyo...
No pretendo forzar su cuerpo y mucho menos, empujarlo...
al infinito deseo, de tu boca carmesí y de mi olfato inquieto.

Mi deseo va más allá del danzar de su silueta, tan injusta;
y de mi mente tan volátil que con la imaginación se junta.
Es proyectar este arte de amarte en el blanco lienzo de tu piel,
es re dibujar lo que mis sentidos perciben, mientras ella, aún danza.

El agua aún la envuelve...mientras pinto sobre su fuego
la llama de sus ojos que se enfocan en los míos...
su exhalación que es música para mis oídos,
su interpretación que al final el espacio nos aplaudió.
Mi deseo va más allá, de lo que la imaginación ha llegado a imaginar.

Comentarios sobre este poema