Mi musa

poema de Juan Johnston

Era su musa de inspiración, una dama que no se podía ver,
vestida de imaginación o desnuda por imaginación...
una mujer de hermosura inexistente,
bella como el rojizo y eterno atardecer...
tan transparente, suave e imaginada como el viento soplando a su favor,
su musa, tan irreal como la fantasía...
tan hermosa como muchas que vio en su vida.

Comentarios sobre este poema