Ahora el viejo soy yo

Caminando por las calles de mí pueblo,
me encontré con un hombre muy risueño
con figura de quijote andariego
muy maltrecho y azotado por los tiempos
Blancas barbas y melenas en desorden
en protesta contra sus más íntimos recuerdos.

Encerrado entre barras de ilusiones
va su vida caminando en pensamientos
como el joven que ilusiona en sus sueños
verdes campos cultivados por sus viejos
sin embargo esos pies ya muy cansados
le impiden continuar en sus anhelos.

En tiempos antiguos caminando y sin miedo
recorría largos caminos sin destino,
con la necedad de los que aman con locura
olvidando así la esencia de la vida
predicaba en desiertos tenebrosos
sus ideas aprendidas por la llanura.

Cielo gris de congojas y desaires
luna triste y de viejas melodías
solitario en las noches entonaba
cual bullicio de violín sin armonía
con escritos de andanzas lujuriosas
contando historias que ya muchos se sabían.

JoseFerchoZamPer

Comentarios sobre este poema