Amantes

poema de Jose Valbuena

Nos regalamos esos minutos del tiempo que les robamos a ellos…

En donde sus ausencias hacen de nuestras almas un alma fría y una piel sublime a la entrega de aquel amante…

Entregarnos nos alimenta; sabemos que tenemos muy poco tiempo, como pocas horas de amor, y migajas de instantes de nuestros cuerpos, entrelazados en cualquiera que hagamos nuestra habitación…

El tiempo en nuestra entrega apremia, nos unimos a un sentimiento, a un instante en donde nos damos compañía, en donde soy el dueño de tu vida y tú de la mía…

No existe pausa en las entregas de los amantes… no es preciso hablar del ayer ni del mañana… como prohíbo es recordar que afuera existe ella y existe el…

La alcoba nos brinda su ternura en su posada y el temor a ser descubierto nos arropa evitando que nuestras almas y nuestras pieles; sientan el frió de la realidad…

Al final, continuamos con la dicha de vivir ese momento; esos sentimientos; ese sentir y estallar de emociones en esas entregas llenas de pasiones, que solo se siente cuando somos amantes…

Comentarios sobre este poema