Una Novia Para Toda La Eternidad

No fue lujuria por una mujer bella

Cuando conocí a mi gran doncella

En mi vida dejó gran huella

Un sentimiento puro sentí por ella

Largo y rubio era su pelo

Parecia un angel bajado del cielo

Su figura elegante y preciosa

Impecable piel como de diosa

Se miraba escultural con elegantes zapatillas

Su falda colegial le llegaba a las rodillas

Sus verdes ojos eran unas maravillas

Tropezé al mirar sus armoniosas pantorillas

Estoy seguro fue amor a primera vista.

Al mirarme, ella me regaló una sonrisa

Caminando hacia ella le dije hóla

Como un bobo pregunté

¿Quieres ser mi novia?

Y quedó paralizada y sorprendida

Se sonrojó, como estando confundida

Al parecer ella sintió algo parecido

Luego dijo: primero, deseo seas mi amigo

No la quise incomodar con mi torpeza

Decidí dar más uso a mi cabeza

No tendria sangre de realeza

Pero para mi, era toda una princesa

La invite a salir a caminar

A tomar una helado y platicar

Le regale una rosa del jardín

Ella lo penso un poco y me dijo si

Y salimos a pasear por el Domingo

Nos tomamos de la mano sin malicia

Seriamente le pedi fuera mi novia

Al hacerle en la barbilla una caricia

Su respuesta me llego hasta el corazón

Ese SI que me dió fue bendición

Desde entonces soy feliz a su lado

Es la unica mujer que yo he amado

Comentarios sobre este poema