otra vez la fuente brota

otra vez la fuente brota

tres chorrillos se comban
en el extremo luminoso
donde me hallo

a esta oculta glorieta
no creo que nadie venga a darme conversación
bajo grumos de nubes
leo en un libro cualquiera
romanticismos de mujer clorótica
lacios crespones y miriñaque

bebedor en limusina
mudo la piel como una culebra
decididamente morbosa

no hay que pagar
para entrar en
las termas

Comentarios sobre este poema