POR AMOR A LA MÚSICA

La música es algo que no tiene cuerpo, tampoco tiene rostro, ni olor ni color, cada instrumento tiene un alma y un sonar diferente y especial cada uno.

El músico es aquel que entra en un estado de romance con sus instrumentos, juega con ellos, goza con ellos, se entrega a ellos, dos almas se funden en el ritmo de los acordes, el músico plasma su arte en el instrumento y el instrumento va destilando su alma y su cantar de cada estrofa, así como va pintando cada nota.

Músico e instrumento se van moldeando uno a uno, hasta formar una sola pieza de arte, un solo baile, un solo cantar, donde cada partitura son los lienzos que van dando vida a la música, músico e instrumento se encuentran en un ritual donde las notas van moviéndose alrededor para formar una especie de listón imaginario, que cubre al músico y a su instrumento para entrar al conjuro en total sincronía.

Músico no es aquel que busca un beneficio por su saber, si no el que toca música, porque su corazón se lo dicta, músico es aquel que vive y siente la música en sí, pues su alma es música, su mente es música, sus pies son música, su corazón es música, sus manos la herramienta para darle vida al instrumento.

El músico al tocar una fibra o una pequeña partícula de su instrumento, la piel se le eriza, el corazón se le agita y hasta el último folículo de su cabello se le agita.

Músico no es aquel que vive de un beneficio de la gente, si no aquel que goza para su gente, que estremece a todos con la magia que el plasma en sus instrumentos, así las personas lo aclamarán y se podrán dar cuenta de lo único y autentico que es.

La música es un idioma que no todos comprendemos, la música no es solo tocar o asimilar que eres bueno, es sentir las notas y el sonar de ellas a flor de piel, no es que bailes y toques al mismo tiempo, es bailar y gozar para tus adentros.

Es un momento cúspide de inspiración y ritmo tú y tu instrumento, es llegar a la montaña más alta donde cada nota es cada peldaño, a veces subes y otras bajas, así es la música, algo majestuoso, no se entiende, pero se siente y a veces se llora con ella.

Comentarios sobre este poema

Sé parte: Comenta y vota