Misionero

poema de Eduardo Baray

Caminare mil veredas,
recorreré el mundo entero,
viajare hasta las estrellas para poder encontrarte,
no me importan los caminos
por el fango o por la tierra,
mi corazón va contigo
ya no puedo equivocarme,
me convocas a la vida de llevar la buena nueva
ya no podré separarme del agua de tus riachuelos,
con mi fe cual duro yelmo
y tu palabra mi espada,
quien contra mi tu conmigo.
Y cuando la mies sea mucha
y pocos los labradores,
Yo seguiré hombro a hombro
contigo toda la vida,
al terminar la jornada el descanso merecido,
habitare en tu morada,
para siempre,
para siempre…………..
J.E.Baray
Dedicado a mi hijo Mayor Misionero de Familia y JUventud

Abril del 2009-05-22

Comentarios sobre este poema