Casa de la misericordia

poema de Pando

Huir del exilio hacia el auxilio,
para gastar la memoria que queda,
la casa de la misericordia
amparando al que se destierra,
se planta la cobardía
en el herido idilio.

El errante atado a la merced
de buscar sin motivos,
el declive de un baluarte derruido,
un yonqui pidiendo un abrazo
para engañar a los sentidos,
la historia del marinero
que se murió de sed.