.década

poema de Javier Pineda

¿Qué pasa cuando la década se convierte
en chasqueo de dedos?

Querido paso del tiempo, no has sido un problema.
Solucionas el mal de amores y reciclas las ideas.
Mejoran condiciones y se evolucionan amistades.
Caen los traicioneros y sobrepasas adversidades.

Que sensación tan aguda estoy sintiendo hace días,
donde la vida en apogeo aún puede mejorar.
Es por querer perdonarme a mi mismo que quiero
honrar a los que un día me rodearon que por ideas
equivocadas nuestra relación se consiguió anular.

Al parecer escurrimos el bulto cuando no nos quisimos más
es por eso que tengo la imperiosa necesidad
de decirte que al cabo de los años entendí la situación
digamos que sin saberlo gane creatividad.

Soy de esas personas que escuchan cuando deben
e inesperadamente huyen sin control
no es nada parecido a lo que siento, solo miedo escénico
y arrepentimiento a todo aquello ajeno al entendimiento.

Ganar o perder que más dará la cuestión es aprender
de aquellos errores que te hicieron daño
y de los que no simplemente adóralos
déjalos llegar a tu alma y acéptalos.

Perder no es síntoma de debilidad más bien de crecimiento
la vida lo pone por delante para que aprender desde dentro
nada de lo que digan será mejor que tu experiencia
así que sal volando de casa y ponte en escena.

Tu dibujas el guión de tu vida y nadie más
ponle freno a las ideas negativas
y sal con una sonrisa cuando lo necesites
y cabreado si la situación lo demanda
que ser como los demás quieren será tu peor terapia.

Es cuestión de nivel de ansiedad lo que vayan a pensar,
y es curioso que afecte mortales y genios deseosos.
Lo que te pasó a ti le ha pasado a alguien más
así que déjate de hacer el orgulloso.

Javier Pineda,

Comentarios sobre este poema