VI

poema de Hubert

Mi hermana me ha dicho que la abuela murió
Ahogada por su cólera mientras tejía botitas
De bebé.

No quise creerle hasta que viera el cuerpo muerto
Y lo vi
Tal vez no debí haberlo visto nunca pero lo vi
Entonces casi creyendo en la palabra de mi hermana
Pensé que quizás esa muerta no es mi abuela
Y dudé tanto como nunca duda un hombre de la muerte.

Pero no tengo hermana
Pero la abuela no murió
Pero tengo usadas las botas sin terminar en mis pies.

Comentarios sobre este poema

Sé parte: Comenta y vota