A Mi Doncella

poema de Hollman

Dulce princesita de mis pensamientos
Eres la doncella de todos mis sueños
Tus labios de miel, tus mágicos besos
Tu boca y tus manos me suben al cielo

Sublimes caricias deseo y tormento
Al rozar mi piel me quemas por dentro
Tu pelo me embruja, delicado y tierno
Tu linda sonrisa es mi hechizo eterno

Eres tú la llama que enciende mi cuerpo
El murmullo frágil que susurra el viento
Eres mi mañana, mi noche, mi anhelo
Te vuelves tan mía en astral silencio
Sin palabras frías, sin decir te quiero
Al mirar mis ojos detienes el tiempo

Comentarios sobre este poema