LOS BANDERINES VERDES

Juan David era un hombre emprendedor, cada mañana en un horario apretado hacía todos los pendientes sin que su jefe Diego tuviera los ojos sobre él, su trabajo consistía en invitar a la gente a conocer algunos predios rurales para posteriormente hacerles con éxito una original oferta , él junto con Catalina y Gabriela conocían perfectamente el negocio, sabían el modus operandi de otras empresas, y el comportamiento del mercado, lo que les ayudaría a crecer en ventas por la estrategias que con el tiempo solidificaban, su labor era algo extenuante, pero tenían un perfecto trabajo en equipo, por un lado los ingenieros catastrales eran un aliciente para la empresa Fletsher S.C.S entre los que se encontraban Sandra, Oscar y el jefe mayoritario Diego; Juan David que era uno de los principales accionistas de esa compañía tenía una fuerte responsabilidad, pues de él dependía el crecimiento del patrimonio a partir de lo que vendiera diariamente; una noche cuando el grupo operativo de Fletsher S.C.S se empeñaba en desmontar la logística y la gestión de ventas en el predio, los miembros de Sed Agarra S.A.S acometieron contra Fletsher S.C.S quemando la mayoría de banderines verdes que eran el distintivo que atraía a la gente para visitar el sector, por suerte Juan David se encontraba allí en el momento del desastre explorando todos los movimientos de las ventas de la semana pasada; el grupo operativo alertó a Juan David del peligro que corría la compañía de ser consumida por las llamas de un incendio que había comenzado en los banderines de las instalaciones, al ser la situación insostenible, inminentemente Juan David efectuó un llamado de emergencia sin antes darle una buena paliza a uno de los culpables del incidente, Fabricio, el resto por desgracia había escapado sin previo aviso. Los bomberos y unos pocos accionistas de la empresa llegaron tan rápido como pudieron, Juan David pidió encarecidamente a los bomberos que no informaran su paradero a Diego ni a sus subalternos , quería terminar su trabajo que no era precisamente vender otro predio; sin mediar palabra y con una actitud decidida Juan David terminaría la paliza que había empezado hasta que los bomberos apagaran el incendio, trabajó que les tomó más de 4 horas, los miembros de Fletsher S.C.S, presintieron lo peor al no ver a Juan David ni en su residencia ni en la compañía, que sin pensarlo dos veces llamaron a la policía, los bomberos que no querían ya guardar el secreto de Juan David por miedo a represalias legales, terminaron dando el paradero de él. Diego y Oscar al encontrar a Juan David bañado en sangre falsa haciéndose el desmayado, y a Fabricio asustado sobándose los golpes, decidieron darle otra paliza a Fabricio y posteriormente llevarlo hasta las autoridades hasta que todo se aclarara; finalmente todo se resolvió, Juan David junto con Oscar y con Diego fueron multados por las lesiones que le ocasionaron al miembro de Sed Agarra , y esta última a pagar los perjuicios ocasionados hacia Fletsher; en el momento que Sed Agarra desembolsó de su dinero para reparar a Fletsher, quebraron en pocos días, y todos los empleados tuvieron que ser despedidos, por curiosidad muchos de estos empleados fueron contratados por Fletsher para que trabajaran diariamente en montar los banderines verdes de la empresa de Juan David...

Comentarios sobre este poema