DOSLUCEROS

En una noche estrellada
Me encontré dos luceros
Que de su brillo no quedaba
Porque de pena morían.

Yo quise tomarla
Con mis manos acariciarlas
Abriendo mi pecho
Ofrendé mi corazón.

Mas a oídos sordos
Mis palabras llegaban
Yo sufría calladamente
Al ver como resbalaban
Dos perlas por su rostro.

Vinieron a mi dos luceros
A contarme sus penas
Yo sufría locamente
Al ver tan gran dolor
Como puede haber Dios
Si dos luceros morían.

Héctor Alvarez

Comentarios sobre este poema