Platicas de sol y luna

poema de yoya

PLATICAS DE SOL Y LUNA

La luna triste y melancólica, decía al sol en su diaria cita
y el, enamorado le contestaba, escuchando sus cuitas.

Febo mío,

Espero verte llegar llena de alegría,
y la ansiedad me devora en la sombra
agónica del amanecer,
deseo tanto que sea ya de día
Para mirarte salir tras la montaña
ver como bañas con tus rayos los campos,
calientas con tu fuego a la tierra
y das colorido a la mañana.

Luna de mis noches,

dueña de mi mundo de sombras,
yo espero con ansiedad el ocaso
para verte salir imponente como diosa,
cuando mi luz esta por morir en un hemisferio,
y en los rayos que agonizan
envuelvo tu silueta que me llama,
en una ardiente flama
me llego hasta ti, besando tu sonrisa.

Sol de mis eternos días,

dueño de mis interminables noches,
te pertenezco desde aquel día
cuando, El, qué todo lo creo
disipo la total oscuridad
¡Hágase la noche hágase el día
y existan lumbreras sobre la tierra!
así nos creo a ti, y a mi,
el que todo lo es, ¡El alfa y El omega!

Dama de hermosos sueños,

Que despiertas mis anhelos
musa de pintores músicos y poetas,
para ti, por ti, escriben mil versos,
con palabras sabias e indiscretas,
pero tu solo tienes un dueño,
te amo desde la eternidad
¡Eres para mi hermosa!
nadie se te puede igualar.

Diosa de la eternidad,

Ni las perlas que sacan del mar ,
ni diosas del olimpo, nadie luna mía
¡nadie se te puede comparar!
eres tu mi luz en su agónico viajar
lámpara que alumbra el universo
lleno de estrellas, ¡nuestro hogar!
te amo aunque por siempre tengamos
un encuentro efímero y fugas.

Dime sol mío, ¿Porque nuestro amor
es inspiración de los demás?

Guadaluna

Comentarios sobre este poema