Tu Ausencia

poema de Tangarana

Esta tarde atormentas mis instantes , y aunque en mi enredo de inquietudes nada es nuevo, irrumpes todo, todo..
Intento obviar el laberinto que marco tu espacio en tu lado de la cama, en la almohada, en las sabanas..
Inútil es maquillar el inquiero de mis manos al no sentir tus dedos atrapando los míos.
Ante el vigoroso lenguaje de tus dedos nada puedo,
sus huellas, son calina de mis tardes, mis horas, mis días.
Estoy a merced de tu efervescencia, de tus risas, de tus caricias,
y de todos los laberintos que causamos cada instante todas esas tardes.
Atormentas esta tarde y ella sucumbe a la cálida brisa de esos besos que improvisamos, todas esas tardes.
Infecundo es mi desvió, acicalas el amanecer del atardecer invadiéndolo todo, todo…
Y no hay salida, no hay miedos, no hay excusas, no hay refugios.
El céfiro lo sabe, lo dice con furia anticipando otro invierno sin tus manos.

Tangarana, 2014

Comentarios sobre este poema

Sé parte: Comenta y vota