Oh, muchacha...

poema de Ghral

Oh, muchacha, en cuyo mundo no podré entrar.

Con el alboroteo de las mariposas que siento al contemplar.

Contemplar esa dulzura de tu suave pasar.

Oh, muchacha, siendo yo un infeliz.

Magia haces, para hacerme sonreír.

Oh, muchacha, que estúpido me siento,

Al verte y saber que lo nuestro es incierto.

Sabiendo las flechas que has recibido,

lo mío quedará en el olvido.

Seguramente, fantasías de adolescente,

en las que siempre estás presente.

Comentarios sobre este poema