DIAGNÓSTICO DE FALSO DESAMOR.

poema de Rebecca Forte

Recientemente me pregunto más las cosas, pero no ha sido reciente, está en mi naturaleza.

El preguntar el porqué de las palabras, el orden de las letras, porqué se denomina así una acción u objeto, o porqué no. Cuál es el propósito de la existencia, mi exstencia o la tuya, la nuestra en su tiempo. ¿Qué es el tiempo? Dicen por ahí que es lo más valioso y eso me agrada, lo que no me agrada es cuando lo comparan con el dinero. "El tiempo es dinero" ewwwww, si quieren equipararlo a algo realmente valioso deberían decir "El tiempo es salud".

Hace unos dos años conocí a una persona que marcó mucho mi vida. A quien me hizo experientar lo mas hemoso y horrible de mi ser. Cada una de esas etapas fue única. Puedo admitirles que caí en un profundo enamoramiento, el más de los delirantes estados, y me entregué fulgurantemente.

Con el análisis es obvio el porqué del mutuo enganche. Pero no precisamente por ser un amor tan intenso y puro, sea bueno para uno. Decidí dejarlo atrás, aunque siempre volvía a mi presente. Hoy disto de estar donde comencé y cuando me doy cuenta de ello, es inevitable sonreir. Yo agradezco haber tenido a esta persona en mi vida, y tenerla aun, pero de un modo distinto. He comprendido que si pierdes a alguien por esa naturaleza de reflexionar, preguntar, indagar sobre lo mas banal de la vida, entonces no has perdido nada. Y ahora, puedo ver la barrera traslucida que me impedia discernir entre lo racional y lo que no lo era todo en nombre del "amor".

El amor es el motor de la vida, porque ese no se queda en la tierra solamente, el amor rebasa las barreras espacio-temporales. Si yo hubiese escrito esta frase anterior sin haberlo experimentado, sería solo un discruso cursi y elocuentemente embellecido. pero no es así, he dado cuenta de la fuerza del amor verdadero. Así como uno se hace adicto a mil cosas disponibles en este mundo, desde la comida, hasta las drogas mas poderosas, tambien se llega a ser adicto al amor-o al desamor- en igual magnitud.

Nunca se dejen de preguntar, hasta lo que juramos que conocemos, aun no termina de ser conocido. Creo que ese es el proposito de nuestra existencia. Conocer, dar y recibir el amor.

Comentarios sobre este poema

Sé parte: Comenta y vota