Vuelo supremo

poema de La Dama Azul

Grácil y manso el plumaje elevado;
hábil, métrico, controlando el entorno
ante la incansable ebriedad de tanto cielo.

Néctar acendrado
que veneráis el embeleso palpitante,
bajo antesala del pensamiento medular;
vos sujeto, cincelando un semblante.

Afanoso derramase del pecho valeroso
la voz inerte que vira sentenciando;
revestido en título adorno y dominio,
cubierto de un sol y eternas alboradas.

El significado de un mundo dilecto, profundo,
que carece de ordinario;
en todo brote cetrino de mayo, victorioso.

Cada vertiente porta voraz sus grietas,
para descubrir en su misterio pausado
la flameante majada de olas.

Donde obediente la visión terrenal,
escribe permanente sus obsequios de paz
en el palacio de grava.

La libertad…
un himno surgido en la tórrida arena
ascendido tras cada respiración;
semejante a las innumerables promesas consumadas.

Revestida la simiente forjada
esparcida por el viento,
entona inmortal en su invisible forma
el trazo espiritual del verso.

Destinado cual substancia propia
en toda su efigie grandeza
hacia el vuelo supremo.
ϴ

Fondo Musical: Loreena McKennitt- Marble halls

Julio 12, 2018
© 2018 Gabriela Ponce de León, La Dama Azul. Todos los derechos reservados.

Comentarios sobre este poema