Un brote de vergeles

poema de La Dama Azul

Impredecible viaje;
un brote de vergeles
dónde el viento se reúne al canto.

Un grimorio sobre el altar
y en cada página surgen signos
alimentando el horizonte;
seguido de la utópica nación de glorias.

Prendida del océano, el viaje puro;
sobre las olas calcáreas, seductoras.

Las luces del techo centellantes
eclipsadas entre las sombras;
derramando el río de estaciones
al ritmo de los recorridos pasos.

Aromas de lluvia se escuchan
y se elevan en el agitado aire sucesivo de cielo y tierra,
endulzado con la miel de los años vividos.

Las aves entonan su canto, en tanto,
el hilo invisible traza figuras sobre el estanque,
amanece y revivo anhelante.

La fuente es magia de luna clara
y cada palabra, un encuentro
por descubrir sus secretos.
*

Mayo 7, 2018
© 2018 Gabriela Ponce de León, La Dama Azul. Todos los derechos reservados.

Comentarios sobre este poema