Hacia el alba del norte -cantares-

poema de La Dama Azul

C a n t a r e s

-I-
Melancolía de rocas y ambiciones;
desnudo en su costado
grita el camino de polvo y ceniza.

Las orbitas ciegas,
cayendo como un réquiem
a la sorda derrota del estertor.

A medida que se percibe la melancolía;
el ojo poeta en su vigilia
se embarca desde las alturas,
atento a las visiones de la Creación.

-II-
Entrados al lugar
el espíritu se posa sobre el paisaje virgen
atento al murmullo del Universo.

Silencioso, baña la noche
el desorden de estatuas dobladas,
y en el momento exacto nupcias eternas
plagan legiones de resplandeciente fulgor.

Los fragmentos sobre el espectáculo celebrando,
llenan el aire sinople
de lágrimas sagradas y aromas frescos.

Y al filo del horizonte,
el pincel sobre un trozo de tierra,
amansa todo suceso
en tanto, el altar verde asciende en recreación.

-III-
Sobre el rostro un mar de agua cristalina
y un rastro melodía de infiniticas estrellas.

La traza del dueño, sembrando en mis venas
un escenario de pupilas colgadas
hacia el alba del norte.

Tras la escena que suspira una fragancia,
derramando simientes dulces
al fondo de mi propio corazón.

-IV-
Flotando desde la otra orilla,
el dueño abre en sus colores
las compuertas de su morada.

Las respuestas lavan mis fanales,
del trueno que todo lo interroga.

Como un estallido de emociones,
la cita del fuego me transporta
desde el lugar perdido en el mundo;
grabando en mi lengua
melodías de un lenguaje nuevo,
y con ello, viene a mí su paz...
*

Fondo musical: Ennio Morricone- The mission suite
Octubre 8, 2019
© 2019 Gabriella- La Dama Azul. Todos los derechos reservados

Comentarios sobre este poema