En mi aljibe se conservan aún laureles

poema de La Dama Azul

-I-
Voy más allá del equilibrio natural,
que susurran a mis sentidos
los espíritus locales.

Se suman memorias repletas
cabalgando entre la escarcha,
sobre la línea vertical equidistante.

Entiendo que esté la ausencia, dispersa,
entre los tejados al caer de la noche,
y el caballo sobre la montaña
descifrando el alto cielo.

Sin embargo, rodeada de océanos y tirones;
nada cesa la humedad de mis cabellos
de aquel tiempo de un viento sinople,
que remonta al retrato de vuestra esmaltada cordillera.

-II-
Los olivos palidecen, en tanto,
vos seguís a la montura de un presente
que huyendo va de amaneceres;
entre el umbral táctil de la poética prosa
que me despoja de todo yelmo.

Hace siglos que voy esperando…
y en mi aljibe se conservan aún laureles;
un pergamino donde viven torres blancas
y el dintel de luz impreso entre fijezas.

-III-
Sobre la plaza viva, una pileta
refleja un afluente de improbables;
que avivan a la espera entre lunas y cometas,
sostenidas sobre la claridad del agua.

Las musas celestes
recorren la espesura presurosa,
y en sigilo, un bosque lánguido de lauros
retrata el estío del trance de huellas.

Contenidas en la células
un labrantío húmedo, cristalizado;
reserva un gélido silencio en negro y blanco.

-III-
La impaciencia de la tierra en ruinas
atento al menor rumor del desorden,
doblada la desierta esquina, aguardando.

Los versos trazados despliegan benignos
de jazmín su aroma, convencidos de perennidad
en busca de la tarde entera del leve azul estrecho de lazos.

Un topacio en el pecho impaciente
cuál corona febril;
en dirección de un invisible eje
arquetipo de tan desvanecida historia.

La dócil cerradura
con la perseverancia de un sastre ciego;
¡Cuántos lugares ha tomado!
entre matices del verde dispersos la fiel memoria.
*

Fondo musical: Barbra Streisand- Memory

Octubre 29, 2019
© 2019 Gabriella- La Dama Azul. Todos los derechos reservados

Comentarios sobre este poema