El lenguaje del silencio

poema de La Dama Azul

Radiante el cuerpo del sol
tras cada detonación volcánica;
a ellas acude una llama de la alta marea
sobre la activa palpitación de la carne.

Distrayendo la espera
un cruce de puentes anuncia,
el combate con peces
tomada la esquina del tiempo.

Descendida al valle
pienso en el mar oscuro,
y en las piedras detrás de los sacos de arena.

Extraviado en el territorio del silencio,
el lenguaje y el periodo espejismo
abordan respuestas;
en tanto los caminos se difuminan en mi andar.

Uno conmigo la lanza perdida
sobre la muralla;
amansada en letanías
sobre labios llenos de olas y espuma.

-He aquí que habita
el agua de los cántaros,
clamando sobre el camino de polvo-

Con tanto valor en reposo
labrada a centallas dentro del laúd del plexo;
la alabanza de alas níveas.

Y entre sus trazos
el gozo en la indulgencia de los tonos;
se lee escrito en paredes reales de un cerezo.
*

Septiembre 26, 2019
© 2019 Gabriella- La Dama Azul. Todos los derechos reservados

Comentarios sobre este poema