Al alba

poema de La Dama Azul

La puerta del túnel desconocido,
hacia el jardín de aplacible aura.

Un cisne en el entorno
rige con su rocío verde azul,
sobre la gama de colores
falda al aire, acentuada por el coro.

Palpitante aroma…
La voz de terciopelo
imaginaria, simbólica;
que hace del pecho un cabezal.

Tan vasto es el deseo;
el que irrumpe la región de madrugada
de estepas apacibles,
por un viento que se ensaña.

Completamente yo; apenas consiente
del profundo imán de vórtices
que cantan a coro los poemas libremente.

Sobre ellos, vuestra mirada
donde arterias acuáticas respiran,
ofreciendo a los sentidos el hábito del ángel que no es.
Bañada de tinta, bajo el brillo del astro.

Es la forma a través de los sueños
la incomprensible causa del misterio;
de vuestro frágil gesto,
que recita letras labradas sobre mi espalda.

Se ha hecho uno conmigo,
el susurro de vuestra valiente boca…

Nazco al fin,
para vivir extraviados alrededor del pensamiento;
sobre el espejismo agudo
que despertase los párpados, antes del alba.
*

Septiembre 4, 2019
© 2019 Gabriella- La Dama Azul. Todos los derechos reservados

Comentarios sobre este poema