Existencia

Extrañamente descubrí en verano que las hojas pueden marchitarse,
vuelan hacia el olvido obviando razones, físicamente inexplicable,
no avisan, no se inmutan, solo mueren,
y se arrastran cual gusano en la tierra limpiando todo rastro de existencia.

Aún no se donde irán,
su camino ha de ser interminable,
tal vez eterno,
tal vez no mueran,
sol se camuflan de la batalla,
para vivir en un nuevo capítulo de la historia,
su historia.

Comentarios sobre este poema