Remembranzas

poema de Reencuentro

Se levantó mi niño
a las seis de la mañana,
para despedir a la última estrella
y ver al sol cuando se levanta.

Se levantó mi niño
tan temprano como nunca,
para ver a las gotas de rocío
fingir que son de lluvia.

Se levantó mi niño
muy,muy temprano,
para ser el primero
en ver cantar a los pájaros.

¡Ay mi niño remolón
que peleas con las sábanas
cuando tienes que ir a la escuela
los días de semana!

¡Ay mi niño remolón
que el domingo te levantas
más temprano que el sol,
cuando la luna aún sigue clara!

Se levantó mi niño
y no vendrá hasta el mediodía
cuando no hayan quehaceres para hacer
y esté lista la comida.

Se levantó mi niño,
se levantó tan temprano
y de tan apurón que es
ni la cara se habrá lavado.

Ay mi niño apurón,
cuando crezcas,seguramente,
querrás verte escrupuloso
como se ven los reyes.

Ay mi niño juguetón
¡que no se te ocurra tocar un sapo,
no vaya a ser que una verruga
se te pegue en la mano!

¡Ay mi niño juguetón,
trata de no llegar con el lucero,
mira que cerraré el pórtico
que de día permanece abierto.!

y tendrás que dormir afuera
como duermen los mendigos
tapado con las estrellas
aunque haga frío.

Se levantó mi niño,
porqué hoy es domingo,
a las seis de la mañana
pero mañana lunes
¡quién me lo levanta...!

Comentarios sobre este poema