El cielo celeste, madre en tu día grande

poema de viki

Caminito de salar,
villa donde naciste,
entre olivos y retamas
y el cielo celeste.

Con tu borriquita vás
cantando a quien te compre
la manzanilla real
y las aceitunas verdes.

Aún perduran sin borrar
recuerdos que permanecen,
tus huellas en la vereda,
margaritas que florecen.

Hoy te quiero recordar,
hoy, te tendré presente,
entre olivos y retamas
y el cielo celeste.

Hoy te quisiera besar,
este día de la madre,
muchas la pueden llamar
y yo no puedo llamarte.

Todos le regalan flores
yo no tengo a quién mandarle,
tan solo puedo mirar
para poder recordarte,
entre olivares verdes
y el cielo celeste.

¡Madre que guapa estás!
en la foto de mi mente,
con tus salzillos de oro
y tu cara reluciente.

Con tu gracia, tu bondad
y tu corazón valiente,
humilde, honesta, y veraz
desde el día en que naciste.

Caminito de salar,
caminito de la fuente,
entre olivos y retamas
y el cielo celeste.

Viky Exposito.
Dedicado a la memoria de mi madre
en su día grande.
Día de la madre.
Derechos reservados de autora.

Comentarios sobre este poema