No me olvides

Hoy yo veo el aire,
que me pide un beso,
y en la tierra llueven,
todos mis anhelos.

Hoy mi vida pasa,
como el ave en vuelo,
como despedida,
que se fué a destiempo.

Sin mirar la rosa,
ni escuchar lo siento,
sin abrir las manos,
ni tocar el cielo.

Navegar sin miedo,
hacia mar adentro,
caminar descalzo,
por el verde suelo.

Hoy por eso dejo,
este humilde verso,
único testigo,
de mi amor sincero.

Te diré mil cosas,
te diré te quiero,
por si acaso vivo,
por si acaso muero.

Comentarios sobre este poema