Golondrinas

Ya son muchas golondrinas,
las que vienen, son de sal,
en sus pechos heroínas,
llevan rosas del rosal.

Vienen muchas golondrinas,
por los surcos, por el mar,
tienen alas cristalinas,
y sus picos de espumar.

Llegarán las golondrinas,
muy cansadas de volar,
a los puertos y colinas,
jubilosas a cantar.

Comentarios sobre este poema