El inconformismo, vos y yo

poema de Eco del sur

Es por inconformista que no me quedo quieto
Viendo cómo me devora el tiempo o me voy prendiendo fuego.
Si no fuera por ese inconformismo
El frío no hubiese conocido el calor del abrigo
¡Y todo nos daría lo mismo!

Pero no hablo del inconformismo ingrato
Ese que se queja hasta de las cosas buenas
Y que bien valen la pena.

Mucho menos defiendo al inconformista altanero
Ese que mataría por una gota de barro
Cuando ya tiene a su nombre y bajo candado
Más de mil mares acumulados.

Soy partidario del inconformismo sano y sensato
Ese que tira y empuja al mundo
Por los más vírgenes prados púrpuras de la evolución.

Ahora bien...
Por inconformista el hombre llegó a la luna
Y yo di vuelta mi rutina
Cuando sospeché que sería mi ruina.
Y lo que más me importa a esta altura:
Por inconformista yo conocí tu boca y tu cintura
Y vi en el reflejo de tus ojos verdes
A mis ojos sonrientes y al fin...
¡Al fin conformes!

Comentarios sobre este poema

Sé parte: Comenta y vota