CREO

poema de Luna

Creo en la casualidad de conocerle
Creo en cuan confabulados estaban el olvido y el destino
El olvido, porque era necesario arrancar del alma,
La hiel con la envenenaron las ganas de amar.
Y el destino, porque era necesario, darle un nuevo aire
A la aventura de ser amado.

Creo en la dicha de amarle
De amarle, cada gesto así sea el más mínimo
De amarle cada risa, enojo o carcajada
¡Si!, de amarle incluso los defectos
Sus momentos de niño, con los que a veces me divierte y enternece
Y sus momentos de hombre, con los que logra seducirme.

Creo en la pasión
En la misma que siento al verte
Cuando mis manos te palpan, cuando mis labios rosan los tuyos.
Creo en esa pasión, en la misma que siento cuando agarras mi mano
Cuando mi mirada se cruza con la tuya,
Como cuando una sonrisa picarona se dibuja en tu rostro.

Creo la vida
La misma que cobro sentido el día en que apareciste.
El día aquel, cuando tropezaste con mi corazón hecho trizas
Creo en ese día, porque empecé a vivir
Porque rearme mi destrozado corazón, para amarte con cada parte.

Creo en el amor
Y en cada letra que conforma la palabra,
Creo en las cartas y los trazos chuecos que dibujan corazones.
Creo en nuestros ratos de euforia y de silencios,
Donde no es necesario las palabras, basta con vernos fijamente.

Creo en ti, como creo en la vida, como creo en el amor
Como creo en las venturas, porque existes, porque me llenas
Porque ante el incrédulo mundo, me haces feliz.

Comentarios sobre este poema