Y la luna en el portal.

poema de Elvi

No era una noche cualquiera,
era noche de soñar,
para que no amaneciera
se acercó la luna a mirar

Miraba golosa luna,
no dejaba de mirar
y tú, bajabas despacio
el camino de jugar

Primera cita en noviembre
y tus ojos en mi espalda;
Despedían mi sonrojo
con un beso en el portal

¡Ay tus manos! prisioneras,
entre mis piernas buscaban,
buscaban fuego y candela
que en su licencia perdiera

Estaba la noche clara,
por una luna encendida,
como foco en escenario
alumbrando la partida

Los amantes en su acto
impecable su papel,
esperaban el aplauso
y poner la noche en pie

No era una noche cualquiera.
Fue la noche de soñar.
Tus maneras, mis maneras,
y la luna en el portal.

Comentarios sobre este poema