Sin dueño

poema de Elvi

Nunca quise ser de nadie
Ni del sol, ni de las olas
Las estrellas me miraban desde el azul infinito
clavadas siempre en su cielo,
envidiaban el revuelo de mis alas al batir,
y yo, a lomos de un viento suave,
bebiendo de labios frescos,
tomaba la vida a sorbos sin pararme a repetir
Pero unos labios golosos..
ansiosos de miel y sal, e impetuosos bocados,
me contagiaron sus besos,
me ofrecieron su manjar,
se volvieron adictivos y me hacen regresar
Dulce palmada que activa con un chasquido en sus dedos..
la sangre se agolpa viva, y enrojece mi sentar
Me manda a dormir diciendo....
hasta aquí llegó tu premio
Y de todos los colores brilla en mi su verbo amar
El dueño de mi collar
El que me hace soñar
El que con manos expertas y dibujando sin lápiz...
Convierte mi piel en lienzo de un deseo que me quema
Y creciendo va.. y se adueña del centro de mi sentir
Yo no quiero ser de nadie, sólo quiero ser de ti

Comentarios sobre este poema