Ese cachito de mi que vive en ti

poema de Elvi

Hay un cachito de mi sobre tu mesa.
Un pedacito de cielo sin abrir.
En unos ojos inmensos de sorpresa
todos los soles luciendo en un candil.

Hay un cachito de mi, que no esperabas,
y que sentado a la luz de tu mirada
conjurando con magos y con fadas,
se despojó de miedos, de fantasmas,
lleno entera tu casa de guirnaldas

"y es que llegaste a ver lo que no estaba"
a percibir silencios, marejadas,
la huella tan deleble en mis anales
soplaste al fondo, lagrimas fugadas,
cambiaste el rumbo a todos mis finales.

Hay un cachito de mi que estaba suelto.
Que decidió mirar hacia otro lado
cuando el andar seguro de mis pasos
empeñado en seguir equivocado...
se daba contra un muro de silencios.

Ese cachito de mi que no encajaba,
que siempre anduvo a saltos y patadas
que no se conformaba con migajas,
quería el sol radiante, que quemara,
una luna de miel que lo abrazara.

Llegué, exhausta y en cueros a tu cama.
Rendida de una vida de fantasmas
cogiste, por los pelos a esta dama,
y ya vive el cachito en tu mirada

Comentarios sobre este poema